SIMOF 2015: Certamen de Noveles

El XXI Salón Internacional de la Moda Flamenca ha dado su pistoletazo de salida y, una vez más, lo han hecho de la mano del Certamen de Diseñadores Noveles. Diez jóvenes promesas de la moda, provenientes de toda Andalucía, han presentado sus colecciones en la primera pasarela de SIMOF. El premio, finalmente ha sido para Ernesto Sillero.

Os dejo con las diferentes colecciones, a ver qué os parecen:

RAFAEL LEVEQUE – Sueño de Amor 

Inspirado en una colección de joyas dedicada a María Félix, el diseñador gaditano transmite en sus diseños la elegancia y el brillo de las joyas. El volumen, de la mano de dobles capas y enaguas voluminosas, contrastan con patrones entallados. Asimetrías, frunces y drapeados junto con escotes exhuberantes y transparencias conforman esta colección de aires festivos. Los tejidos: neopreno, lentejuelas, pedrerías, tul, gasa, seda y organza en tonos verdes lima, negro, rosa y crudo.

INÉS DE TOVAR – Lace

Una colección inspirada en la Belle Époque francesa donde las siluetas marcadas y los colores delicados son los grandes protagonistas. Los cuellos altos, escotes en la espalda y mangas muy elaboradas crean una imagen de una mujer delicada y llena de detalles (lazos, bordados, flores,…). El romanticismo es el leitmotiv de la colección.

CRISTINA GRANERO – Zambra Barroca

Colección inspirada en la zambra, un popular espectáculo flamenco, de origen morisco, propio del barrio del Sacromonte. Mezclas de texturas en diseños ligeros que ganan en volumen a la altura de la rodilla con volantes de capa, canasteros y de pañuelo. El tul, la gasa, el satén, el plumeti, el encaje y el raso son los tejidos elegidos por la diseñadora jienense. El trinomio blanco, negro y rojo son la paleta predominante con una pequeña concesión al rosa palo.

JAVIER MOJARRO – Dita

Inspirada en la artista Dita Von Teese y su estética pin-up, el diseñador onubense nos presenta una colección donde el riesgo y la provocación son el eje central. Los volúmenes conviven con patrones canasteros y con nejas. Los talles se vuelven altos, encorsetados y con grandes escotes que cargan de feminidad a los diseños. Las texturas: plumeti, satén, pedrería, seda, gasas, popelín y tul, le dan gran movimiento a los vestidos. El negro es el color estrella de la colección.

ROCIO MONTSERRAT – Volantes de Pasión

Una flamenca de corte clásico y con una inspiración clara en la Semana Santa de la ciudad natal de la diseñadora, Málaga. Los damascos, los cordones y puntillas doradas, los broches y cinturones nos recuerdan a las típicas vestimentas de las imágenes de la semana de Pasión. Los volantes canasteros se combinan con los volantes de capa. Junto con el damasco, el raso y la gasa son los tejidos empleados en tonos que, nuevamente, nos recuerdan a la estética cofrade (rojo sangre, buganvilla, dorado y morado).

AIRAM BEIGE – Lady Abril

Una colección inspirada en los años 50 en la que se distinguen los rasgos de la moda prêt-à-porter y la alta costura. Lineas estilizadas, con talles bajos que se aproximan a la rodilla. Las mangas bajan hasta el antebrazo y los escotes se diversifican: barco, halter, pico…La pata de gallo y el zigzag son los estampados que componen toda la colección. Ocre, verde, rojo y negro junto con el blanco, son las tonalidades elegidas por la diseñadora.

GUILLERMO RAMIREZ – Segunda Piel

Colección inspirada en la lencería femenina con líneas rectas que recuerdan a corses y enaguas junto con volumen en mangas y faldas. Los tejidos elásticos ceñidos a la silueta femenina son los elegidos con tonalidades propias de la lencería: negro, blanco y nude. El encaje negro aparece en todas las creaciones junto con el organdí para jugar con la sensualidad de las transparencias pero sin olvidar la esencia del traje de flamenca.

PEDRO BEJAR – El quejío de mi alma

Una colección de formas clásicas, de aire vintage, con grandes volúmenes. La manga globo, volantes en la cintura, faldas evasé y los talles altos son las claves de una colección elaborada en gasa, raso o damasco que dotan de actualidad los diseños. Las tonalidades utilizadas son el negro, el blanco, el rojo, el oro y el turquesa, que, una vez más, dotan a la colección de clasicismo y, a la vez, modernidad.

MARIA AVILA – By Butterfly

Una colección que resume su pasión por la vida, como el nacimiento de una mariposa, su metamorfosis personal. Unos diseños elaborados en tonos pasionales, femeninos y con ímpetu como el negro, el rojo, el blanco y el rosa. Tafetán, tul, raso, brocados y guipur dan textura a unas siluetas marcadas y llenas de volumen en volantes y mangas.

ERNESTO SILLERO – Alegría du soleil

Inspirada en el Cirque du Soleil, la colección busca seducir y estimular los sentidos. Dos bloques forman la colección: el primero, elaborado en tul y neopreno, con patrones sencillos y cómodos, nos recuerdan a la parte más sencilla del circo; el segundo, con satén y neopreno pintados artesanalmente, nos llevan a un acto más arriesgado del mundo circense. Los tonos beige, coral, celeste y verde agua dan vida a una colección en la que, las mascaras, dan el toque más arriesgado.

Como apreciación personal y general del certamen, he notado un exceso de uso del tul y los volúmenes algo que, por otra parte, hemos podido ver en otras ediciones de SIMOF en las pasarelas profesionales. Las transparencias, comienzan a vulgarizar la prenda, usándose hasta la saciedad y en cualquier zona del vestido. Los complementos, en muchas ocasiones, más que ayudar a engrandecer el vestido, crean una performance sin demasiado sentido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s